Antigua Grecia, antigüedades de las civilizaciones Griegas y cerámica antigua

La aparición de os primeros grupos humanos en Grecia se remontan desde el paleolítico superior (45.000-13.000 a.C), con yacimientos de cierta importancia en Epiro, Tesalia, y Argólida, pero sin elementos caracterizantes respecto al resto de los Balcanes y de las regiones danubianas, a través de los cuales parecen haberse difundido las diversas culturas de este periodo. La posición central de la península helénica, antes incluso de que sus habitantes pudieran definirse como helenos, aparece en toda su importancia hacia el 6.800 a.C. la precocidad y la consistencia del proceso de formación y culturización de las primeras comunidades agrícolas en Creta, en las Cícladas, en el Peloponeso y en Tesalia, permiten afirmar que a partir de esa <<puerta de oriente>> de Europa se inició la difusión de la civilización de neolítico por todo el continente. Las primeras rutas mediterráneas casi siempre basadas en los <<puentes>> de islas que constelan la azul extensión del mar Egeo, vieron el tráfico de los primeros excedentes de artículos alimenticios derivados de la sedentarización de los grupos humanos; por las mismas rutas, sin embargo, viajaban también el sílice para lascar, y la negra y reluciente obsidiana de Milo, objetos manufacturados que demuestran intercambio de artículos, entre los notables de poblados lejanos y relaciones diplomáticas más bien reflejadas.
En pleno neolítico medio y tardío, finalmente impresionantes niveles de civilización alcanzan los poblados más grandes, como los que pueden encontrarse en  Sesko y Dimini,  en Tesalia, dotadas de murallas simples o múltiples ya en el V milenio a.C. muy pronto interesados en el inexorable y no todavía plenamente reconstruido proceso de difusión de los metales.
La posición geográfica, casi un puente tendido entre Anatolia y Grecia, hizo de las islas Cícladas en el corazón de Egeo, una de las zonas más relevantes de la civilización del Mediterráneo antiguo.

La Copa de Néstor hallada por H.  Schliemann en la tumba
IV del círculo funerario A de Micenas (siglo XVI a.C), está
hecha en lámina de oro repujadaa.

Tablita de acilla cruda, cocida por el incendio que
destruyó el palacio micénico de Pilos, en Mesenia, siglo
XII. a.C.: está grabada con silabogramas de la llamada
<<lineal B>>, la escritura adoptada por los micenos.

Sello de una de las más antiguas tumbas reales de Micenas
(siglo XVI. a.C) ilustra una escena de caza de ciervo.

Vaso corintio, ánfora del siglo VII. a.C.
Máscara funeraria deoro en pleno
siglo VI. a.C, data del 520 antes de Cristo.
Yelmo de tipo corintio, se uso en la guerras
Persas.
Lekythos defondo blanco, del pintor
Aquiles (c. 400-430 a.C)
Ramo de mirto florido, perteneció
a una lujosa corona de oro datada
de la segunda mitad del siglo IV. a.C.
Hallada en Macedonia Central.
Estatuilla de bronce de los
primeros años del siglo V a.C
representa al padre de los dioses
del Olimpo Zeus.
Caballero de Grumentum, un bronce del 550 a.C
muestra un guerrero con atuendo de guerra,
protegido por yelmo, jubón y coraza.
Crátera ática datada de finales de siglo IX. a.C.
Pequeña oinochoe, es un ejemplo de
la rica producción figurativa de Corinto
en el siglo VII a.C.
Obra maestra datada del 640 a.C
célebre oinoche lévy
Vasija del 340 a.C, probablemente
destinada a ungüentos, dado
el tema femenino en pose sensual. 
Estatuas de Cleobis y Bitón, realizada
por Polimedes de Argos hacia el 580 a.C.

No hay comentarios.